You are browsing the archive for fiesta nacional.

ANTONIO CHENEL “ANTOÑETE”

noviembre 15, 2011 in Fiesta Nacional, OPINIONES PERSONALES, Toros

La cornada del tabaco fue testigo del destino de su raza, nadie presentía que algún día justificara el porqué de su presencia, de su arte, de lo que en cada momento y cada tarde estaba dispuesto a jugarse.

Como si en la inquietud de la piedra y la arena estuviera escrito, su destino, no sé si fue un instante, o si fue el quejio del triunfo, solo quiero ser testigo eterno de lo que en mi recuerdo permanece, testigo de ese cuerpo vestido de seda, tarde tras tarde, sabía hacer de un montón de rocas y un puñado de arena un palacio para un rey.

Dicen que los toros no matan, que el arte no tiene fin, que la inmortalidad juega con el albero…. Pero aquel día se mezclaron los llantos para dar cobijo al despunte de la muerte….  Se abrió el panteón para el rey.

La quietud arranco la fuerza del arte, no tuvo compasión ni para la plástica ni para la tierra…. Pero el fin tuvo que llegar, cuando la seda y la luz ya estaban en su espacio, cuando todo había terminado, cuando la muerte estaba llegando y acariciaba su presencia, ¿Por qué tuvo que haber más muerte? .

Y nos abandonó, en el  recuerdo permanece escondido, testigo del rey del toreo, no quiero pensar en la tragedia,  ni en el final, solo quiero consolarme con que algún lugar del ruedo quedo como panteón una imagen del cielo que no quiso esperar más, porque quizás estaría celosa de tanta pureza, de tanta elegancia….

Celosa de que solo la tierra pudiera ser quien sintiera el canto celestial de un torero humilde de corazón.

Y se nos fue, con elegancia, terminando sin defraudar, manejando el fin de la maestría con el de la bravura,  dejando la muerte tras la entrega, mecido por la cuna de la agonía y burlado por un mensaje celestial que el toro bravo le había dicho: no dejes al rey, tráetelo contigo, conserva su fuerza, que su plástica se haga eterna; porque ahora es el turno de que calle el pasodoble, para que el canto celestial del ángel rinda homenaje a ese hombre, que ahora es solo del cielo, porque aquí también tenemos plazas, aquí será historia, leyenda, romance….

MONUMENTAL DE BARCELONA CIERRA SUS PUERTAS

octubre 4, 2011 in Cultura Española, Fiesta Nacional, OPINIONES PERSONALES, Toros

Se cierran las puertas de la verdad, la exigencia y la buena afición, de momento nada se ha dicho, mas tarde el cerrojazo dejara escrito y sellado todo este innumerable mundo de sorpresas que esta plaza expone, año tras año, ante miles de aficionados, vayan preparándose, cada uno a su manera, los mas afortunados que ocupen sus localidades en la Monumental, y los que menos nos tendremos que conformar con el medio televisivo o con la entrañable y nostálgica radio.

 

Todo está preparado, la tensión y la afición estallan en los tendidos, que suenen clarines y timbales porque esta fiesta va a comenzar, la fiesta torista y exigente, exigente con el toro y con el torero, porque aquí se da todo, pero hay que darlo de corazón, hay que dejar que el albero se manche del sudor que se escribe con el sacrificio del torero en busca del triunfo y el saber estar con el toro difícil, hay que dejar que las glorias y la magnificencia plástica envuelvan el ambiente y detengan el tiempo para descubrir la belleza instantánea que pasa fugaz, deteniendo el tiempo, inmortalizando lo imposible, meciendo la furia… y al final cuando el ocaso nos sorprenda, la faena de nuestras vidas se ocultará hasta la eternidad, donde solo quedarán palabras, imágenes para el recuerdo… y es que aquello no se volverá a repetir.

Pues sí, todo eso que imaginan se puede ver en la Monumental, aquí se ve lo bueno y lo malo, pero cuando lo bueno despierta se desatan las pasiones y surge esa relación casi inalcanzable entre toro, torero y público, inalcanzable porque la belleza creada en el instante de la conjunción casi mística y misteriosa solo es del hombre y de la fiera dominada, solo ellos la pueden tocar, y nadie más,  las miradas del público la pueden contemplar, pero no palpar, el aire los envuelve, los protege, los presenta, los vela…

 

Tres matadores se darán cita para expresar desde la más profunda verdad que delante del toro no hay ni trampa ni cartón si no coraje, valor, ganas, constancia, sacrificio, y ante todo toreros, por comentar nos encontramos con Juan Mora que viene majestuoso y triunfador. La polémica está asegurada con José Tomas porque está dispuesto a que la afición reconozca su merito.   Y por último el catalán Serafín Marín  que tiene a sus espaldas una responsabilidad muy importante ser el máximo triunfador, señores el mejor testigo será la tarde de cada uno de ellos, que Dios reparta suerte, y por último, los jueces, esa afición culta y exigente, que no deja pasar ni una entre protestas, gritos y pañuelos verdes, pero atención, protestas y alabanzas justas, expresadas con razón y conocimiento de causa, no como otras, esa es la afición y la feria que decide, la de Barcelona, como Dios manda.

TARDE DE TOROS, TARDE DE GLORIA.

octubre 3, 2011 in Cultura Española, Fiesta Nacional, OPINIONES PERSONALES, Toros

 

Los relojes se van adueñando del tiempo, pendientes de la estática, de la quietud, acercándose minuto a minuto al momento de la verdad, como únicos testigos del silencio de la arena, del traje pendiente de su encuentro, de la plegaria solitaria… el aire cambia, se prepara, respira y siente el misterio que marcan las cinco de la tarde; oh, dulces y misteriosas cinco de la tarde, pendiente de un cuerpo, de unos pasos, pendientes de su alma.

Ya camina ese cuerpo fundido entre telas y luces, entre sonrisas miedosas, entre corazón y mente, entre calle y calle de la ciudad que esa tarde se engalana, que abre sus puertas de la gloria y que reza para que en misterioso lugar se den cita la raza, la maestría y la elegancia del arte de Cuchares.

Que misterio tan grande, tan respetable… todo está preparado, los corazones laten testigos del despunte del comienzo; silencio respetable en la capilla, alguien reza una oración, alguien llora a una imagen, a la luz de las velas se mezclan los deseos, la devoción está latente… un suspiro y dos rodillas hincadas en la piedra claman al cielo para que la tarde se luzca con la vida, para que el misterio sea de triunfo y gloria.

¡Las cinco de la tarde, ya se acercan…! Una antesala vestida de patio aguarda los últimos minutos de la partida, del camino hacia lo desconocido… entre saludos, abrazos y  promesas de brindis los nervios laten, las cabezas se funden entre pecho y alma y tres miradas, solo tres, están quietas en el albero, en el camino solitario que les conduce a una nueva tarde.

Elegancia y dulzura se mezclan en los preliminares, al toque de clarín, cuando ya se ha cambiado la seda por el percal la quietud y la estática van subiendo por los tendidos; la torería se hace dueña de todas las almas allí presentes; la responsabilidad de ser público y ser testigos de un duelo entre la vida y la muerte.

Silencio… solo ante la verdad está el  torero, no existe el público ni el murmullo… solo existe un hombre, una fiera, un corazón y una cadena misteriosa de bravura o mansedumbre, ya se ha impuesto la presencia, no hay nada que se esconda, todo se hará eterno; ya se ha impuesto la palabra, palabra de plegaria que lucha con la fiera, que enfrenta el horizonte en corto y por derecho, una cita, un encuentro, un baile, un desprecio… dos enamorados que luchan por la vida, pero, como cómplice del tiempo todo acaba, todo vuelve a ser silencio y vacio sin presencia… y solos como únicos testigos un puñado de arena y un reloj pendientes de la exactitud del misterio torero, de tres hombres y de esa muerte que su presencia dibujo.

¡Qué  envidia, que bella es la muerte cuando llega entre tanto arte, entre tanta elegancia, entre tanta torería…!

 

LAS CONSECUENCIAS DE LLAMARSE JULIAN LOPEZ “EL JULI”

julio 30, 2011 in Cultura Española, Fiesta Nacional, OPINIONES PERSONALES, Toros

 

El tres de Octubre de 1982 se abrió una nueva página de oro en el toreo contemporáneo, este fue el día en que vino al mundo, entre inocencia y oscuridad un nuevo niño, y no era uno cualquiera de tantos que reflejan las estadísticas, este venía destinado a la gloria, al triunfo y a entregar su elegancia e inteligencia al arte del toreo, el día de su nacimiento fue cumbre, engalanado para dar la bienvenida al tronío del arte, el azul del cielo era distinto, como si presintiese que ese tres de Octubre algo importante iba a suceder, como preparado para dar cobijo a una tarde de gloria, como dispuesto a ser testigo del nacimiento de Julián López Escobar.

 

Contaba con muy poca edad cuando empezó a desarrollar su inteligencia entre telas y espadas, entre pase y pase, entre errores y aciertos, demostrando con su precocidad, dulzura y sentimiento que aquello no era un juego de niños sino algo por lo que estaría dispuesto a dar la vida. Y ahí lo tenemos dueño y señor del toreo contemporáneo, rozando la frontera de la leyenda, iluminando una plaza tras otra, abriendo cielo y arena con su elegancia vestida de luces, con su entrega de corazón y con el anhelado misterio que encierran sus muñecas, su capa, su muleta, su espada y su dulce y desmayada relajación en el compás del arte.

 

 

Su carrera de torero comenzó el día 18 de septiembre de 1998 en Nimes Francia, tomando la alternativa que le dio su padrino de ceremonia José Mari Manzanares  y el testigo de la misma José Ortega Cano, y El Juli salio a hombros tras cortar dos orejas, en este momento era un torero encasillado dentro de las nuevas generaciones que se abrían paso en este difícil arte, pero cada tarde demostraba que no era uno del montón, sino que con tan corta edad tenia en sus manos una lograda experiencia y profesionalidad abrumadora, y es que este joven torero madrileño no se conformaba con poco, sus aires de triunfador le han hecho consolidarse como torero de elegancia distinguida, de esos de quienes a fuerza de tener por costumbre  la importancia terminan por imponerla.

 

Desde que El Juli tomo la alternativa han sido duros años de trabajo, esfuerzo y sacrificio, que le han valido para demostrar su dominio tanto con el capote como con la muleta, y además hacerse protagonista de una nueva saga de jóvenes matadores, que poco a poco están levantando el espíritu juvenil de la Fiesta Nacional. Si hacemos balance al fin de la temporada del 2010, nos encontramos con un Juli a la cabeza en el escalafón de matadores, derivado de la calidad, el esfuerzo, el trabajo, la constancia, y de un  querer demostrar día a día sus incansables ganas de triunfar, en cualquier plaza, de primera o de tercera,  no importa, lo que si importa es que todos los públicos se merecen lo mejor, y eso es lo que El Juli ha demostrado durante la temporada.

 

Para mi entender el toreo del El Juli es vestirse de luces para construir verónicas con las muñecas rotas, sentidas, suavizando la tela y arropando  al toro para adormecerlo en el instante, y mas tarde toma la muleta y hace de la elegancia un arte, de la naturalidad una sensación, y del relax una caminata tranquila y a la vez inquieta para que el animal no sea victima del desprecio, sino invitado del arte  torero, donde se encuentra esa dulce magia que lo conducirá con dignidad en sus últimos pasos camino de la muerte. Y esas son las consecuencias de llamarse “El Juli”.

 

TARDE DE TOROS Un fenómeno llamado José María Manzanares

mayo 10, 2011 in Cultura Española, Fiesta Nacional, OPINIONES PERSONALES, Toros

 

Si hay una fecha clave para la consolidación de nuevos matadores es la que corresponde al día 30 de Abril de 2011, donde indultó el toro llamado Arrojado de la ganadería de Núñez del Cubillo, recibió dos orejas y petición de rabo, en su segundo también recibió dos orejas, y salió por la Puerta del Príncipe de la Real Maestranza de Sevilla.

Difíciles comienzos acompañaron a Manzanares en las primeras andanzas de su carrera, pero pienso que si se tiene corazón, arte, juventud, y se sabe jugar limpio en esto del toro, la talla de figura no tarda en llegar, con más o menos dificultad, pero si con la categoría que se merece, de torero, torero.

Voy a definir con tres palabras el arte del auténtico toreo, el que llega a los tendidos y que hace que suenen las palmas: el toreo que se impone templando, mandando, y ligando, es decir del padre y la madre del auténtico toreo, y estos tres conceptos ha sabido llevarlo en todo lo alto sin duda Manzanares, si ahora mismo alguien me preguntara, por el rey del temple, o por el que se impone delante del toro, o también por quien dentro de lo mas hondo consigue la ligazón de indefinidos pases, no dudaría en pronunciar su nombre,  Manzanares.

 

 

Dominador del toro, sabe templar y adaptar la envestida del animal a la muleta dándole la distancia exacta, con el artificio de la valentía y la pausa sabe dominar e imponer el terreno donde no hay límites ni para torero ni para toro, la dulzura y la plástica del arte surge cuando se transmite y se llega a los tendidos, cuando se domina y se está a gusto delante del animal, en el momento en que queda claro quien es el que manda en el albero.

Gracias José María por saber imponer desde la más pura y respetuosa inspiración, la particularidad de tu arte, de tus conceptos del toreo, de tu libre expresión artística, de esa transmisión y dominio que cada tarde saben dejar clavadas las zapatillas en la arena, para demostrar con la expresión estática de pase y pase, quién es el que manda y quién es el torero que está en la plaza.

Gracias por haber aportado tu granito de arena a las nuevas y tradicionales técnicas del toreo que poco a poco se van consolidando dentro de los nuevos aires contemporáneos.